Entrevistamos a The Glass Apprentice: "Es importante conservar la tradición y transmitirla"

30 junio, 2020

Pròsper Riba es un joven soplador de vidrio de Barcelona. Este material tan común es un oficio muy poco común en nuestro país. The Glass Apprentice es su nombre artístico y participó en Flors al Mercat y Festivalet en las ediciones del 2019.
Lo hemos entrevistado para conocer como empezó esta aventura.

¿Cómo y porque aprendiste la técnica del soplado de vidrio?

Fue en mi trabajo final en los estudios de Modelismo Industrial en la Escuela Massana de Barcelona. Había diseñado una lámpara de vidrio y tenía que materializarla. Vi que no había diseñadores de vidrio y decidí convertirme en uno. Me adentré en el mundo del vidrio en Basilea en Suiza, en el taller de Matteo Gonet. Allí empezó el despegue.

¿Cuánto tiempo se necesita para aprender bien la técnica?

Los estudios reglados en Alemania son de 3 años, yo los hice en dos,  pero realmente es un proceso que dura toda la vida. Sólo después de haber trabajado durante diez años en vidrio soplado, a uno se le considera Maestro.

¿Crees que en otros países se ha conservado más la tradición de esta técnica?

Por supuesto:  Suecia, Dinamarca, Finlandia, Alemania, especialmente Francia y la República Checa, Italia o EEUU. De hecho, hay vidrio soplado por todas partes pero es una artesanía que ha sido duramente castigada por la industrialización y el maldito/bendito plástico.

¿Queda tradición de soplado de vidrio en nuestro país? ¿Cómo se podría recuperar para que no desapareciera?

Queda tradición pero poca. Habría que incentivar los workshops y hacer más difusión sobre ello. A día de hoy, hay una clara tendencia hacia el arte en vidrio que podría dar soporte a esta recuperación. Hablo de vidrio contemporáneo, pero sin tradición no hay contemporaneidad, por eso es importante conservar la tradición y transmitirla.

¿Cómo puede ser que algo tan común como el vidrio sea una técnica tan desconocido para el público en general?

El vidrio es un material de uso cotidiano. No nos damos cuenta pero está por todas partes: la ventana, el vaso, la botella, un jarrón… La sorpresa viene cuando se rompe. Lo mismo que sucede con el uso de un WC,  lo utilizamos toda la vida, pero nos preguntamos cómo ha llegado allí o hasta lo que es? No. Se usa y ya está.

¿Qué tipos de productos puedes hacer con la técnica del vidrio soplado?

Casi de todo, el otro día estaba pensando en como podría hacer una mascarilla de vidrio, claro que pesaría mucho, pero es factible. Esculturas, útiles para la vida cotidiana, decoración… Siempre trato que una propuesta, como mínimo, sea realizable.

Los little Dancers están disponibles en el Festivalet online aquí

¿Trabajas con otras técnicas del vidrio?

Sí, aunque menos, pero es un mundo en el que quiero adentrarme sin duda alguna y combinar más técnicas  para poder llegar a más resultados. De hecho, lo primero que hice en vidrio -la lámpara de la cual te hablaba antes- está hecha con vidrio termoformado, una técnica también llamada «fusing».

¿Qué problemática se encuentra un artesano a la hora de vivir de su trabajo?

En el caso del vidrio soplado, muchos te dirán que el coste energético es un agujero negro, y sí, tienen razón. Pero para mí, lo más complicado es hacer llegar el producto, la obra de arte, o el objeto, al público. Es un camino muy duro.

Los Quijotes de The Glass Apprentice están disponibles en el Festivalet online aquí

¿Te gustaría hacer piezas artísticas para el mundo del arte o te gusta más la pieza utilitaria?

Creo en la pieza utilitaria, pero no puedo evitar soñar  con objetos prohibidos y sorprendentes.  Sí, también me gustaría hacer piezas para el mundo del arte.

¿Haces encargos para terceros?

¡¡Llamadme todos los que tengáis dudas o necesidades!! Si el encargo es realizable en un plazo razonable y puedo hacerlo, lo hago. A parte de los míos, me gusta llevar a cabo los sueños de los demás. Es un trabajo colaborativo que abre ventanas.

¿Qué consejos le darías a alguien que quiere empezar con esta técnica?

No te preguntes porqué, lánzate, deja que las inseguridades te invadan para después superarlas.

Cuéntanos sobre tu colección de objetos: los quijotes y los little dancers? Unos son más utilitarios y otros más decorativos. ¿Cómo nacieron estas colecciones?

La forma del quijote tiene su origen en mi época de formación. Se trataba de diseñar y elaborar una forma alargada inspirada en la figura y la personalidad de Don Quijote, y otra redonda en la de Sancho Panza. Y fue durante el proceso de creación que intuí la potencialidad y la singularidad de mi quijote. Me di cuenta que las bulberas para jacintos que estaban en el mercado no me gustaban e hice mi propuesta.  No he descartado de volver a Sancho Panza. En lo referente a los little…  Traté de elaborar botes de perfume utilizando barlota de vidrio y trabajando formas geométricas. Lo que surgió fueron formas expresivas y de colores muy vivos. Una colección de estados de ánimo y de relaciones. Me olvidé de los botes de perfume, y me gustó la idea de introducir pequeños objetos artísticos en la vida cotidiana.

Los little Dancers están disponibles en el Festivalet online aquí

¡Muchas gracias Pròsper! No volveremos a ver el vidrio con los mismos ojos nunca más.

Si te ha gustado The Glass Apprentice vende sus piezas en el Festivalet con envíos a toda Europa. Puedes ver las piezas disponibles aquí.

También te puede interesar:

Leer
Entrevistamos a Don Fisher; pesca lo bonito
Leer
Entrevistamos a Laura de Lauvely
Artículo anterior Artículo siguiente